monstruos.escritores y artistas palentinos

del 16 de noviembre al 10 de diciembre de 2006
organiza: fundación díaz-caneja

 

Hay dos hechos comunes que caracterizan a todos los monstruos y son, de algún modo, los nexos que unen las obras y textos que conforman esta exposición: soledad y desconocimiento.
 
De ese amargo cóctel surgen y cobran vida todos nuestros fantasmas y esa es la fría copa que han de beber hasta las heces los seres singulares y extraños  que pueblan nuestra vida cotidiana, la literatura, la mitología, el cine, y, en general, la imaginación de los seres humanos que a través de los siglos los hemos creado y dado forma.

Incluso los monstruos abstractos, los que no tienen cuerpo pero son una idea que hace sufrir a quienes padecen sus consecuencias, participan de algún modo de soledad y desconocimiento que nos aterroriza.
 
Como dice Jesús Aparicio en dos versos definitorios, “no son los monstruos seres sin corazón / sino que lo poseen en exceso”. Individuos débiles, temerosos, tímidos, que tratan de romper las barreras de su propia singularidad a fuerza de reacciones extemporáneas que no hacen sino provocar un mayor rechazo entre quienes saben de su existencia.

Es la pescadilla que se muerde la cola, el miedo a sus miedos, que son nuestros miedos propios y se erigen como una barrera infranqueable aún cuando dejan un resquicio al conocimiento y la ternura ante quienes son, desde el mismo instante de su nacimiento, unos perdedores que resisten parapetados en su singularidad, para que no se les note el pánico atroz que sienten ante aquellos que nos consideramos “normales”.
 
¿Estamos seguros de que lo somos?.
 
 JULIÁN ALONSO