dau al set

del 2 de julio al 2 de septiembre 2009
organiza: fundación díaz-caneja / ibercaja

 

La Guerra Civil no solamente cercenó el desarrollo económico y social de España, sino que descabalgó al País de una dinámica europea y mundial en numerosos campos como el de la culturo y, en particular, de las artes. Los artistas plásticos, a partir de 1939, se encuentran desconexos de la realidad continental, solamente aquéllos que deciden establecerse fuera de nuestras fronteras mantienen un nexo con la «modernidad» que, en algunos casos y gracias a sus periódicos viajes a España, pueden trasmitir a sus colegas residentes en la península.

 

También los hay que su entusiasmo y algún sacrificio económico les permiten alguna escapada a París (la Meca del primer tercio del siglo XX), para que conecten con las vanguardias en boga. Este es el caso de algunos pintores y escultores en los que gravita, además, el sentimiento solidario gremial o la convicción de que era necesario agruparse para romper el cascarón que les permitiera levantar cabeza y renovar un lenguaje que consideraban decimonónico e impropio de una España con un bagaje artístico secular que había sido espejo y referencia de las artes en el mundo.

 

Así nació el Grupo Pórtico en Zaragoza durante 1947 y Dau al Set en septiembre de 1948 en Barcelona; a ellos siguieron El Paso y Equipo 57 completando una década prodigiosa en cuanto a renovación de las artes plásticas en nuestro territorio. En los dos primeros, y en su inicio, con una clara referencia al movimiento surrealista que había marcado tendencias de rebeldía para los artistas jóvenes en Europa y entre cuyas figuras señeras se encontraban dos españoles: Dalí y Miró, dos catalanes como los componentes de Dau al Set.

 

Han transcurrido sesenta años desde aquel septiembre de 1948 e Ibercaja, sensible a la efemérides como lo fue a los cincuenta años de creación del Grupo El Paso en Madrid, ha decidido poner en valor, de nuevo, el arte y la circunstancia de Pons, Brossa, Cuixart, Puig, Tápies y Tharrats con obra de los años en que su compromiso con el arte hizo posible el milagro del Grupo. Para ello ha contado con los textos imprescindibles de José Corredor-Matheos, Enrique Granell, Lourdes Cirlot (cuyo podre tuvo tanta vinculación con todos los artistas del Grupo) y Sol Enjuanes, colaboradores en este proyecto para hacernos más fácil la comprensión de aquélla aventura magnífica que rompió barreras y consiguió reconducir la plástica española hacia la vanguardia del siglo XX. La exposición itinerará por España para dar cumplida cuenta por doquier de la utópica realidad de la que fueron capaces los componentes de Dau al Set.