la grieta
 

del 4 de marzo al 3 de abril de 2011

 

 

A veces es sólo una pequeña grieta lo primero que percibimos de algunas realidades en conflicto,  en otras ocasiones ésta es ya más que evidente y la fractura se muestra en toda su crudeza. Las imágenes que componen La Costa del oxígeno y Tribunal de justicia, reivindican para el medio fotográfico la capacidad de construir un discurso sobre las relaciones sociales. Todo ello mediante un programa de registro que ponga encima de la mesa cuestiones con cierto componente traumático, de realidades en conflicto –un conflicto entre el individuo y la colectividad-, mediante imágenes que funcionan como instrumento de información o comentario social.

 

 

 

La potencialidad del medio fotográfico para hablar de la gente por su ausencia, de la vida de la gente a través de rastros y huellas nos conduce indefectiblemente al objeto último de todo este discurso: el ser humano. Los lugares abandonados, que por cualquier causa han dejado de cumplir su función, adquieren durante un tiempo una cierta capacidad de mostrar lo que allí sucedía a través de huellas y rastros, la posibilidad de articular una nueva puesta en escena, óptima para mostrar los conflictos a los que estas fotografías se refieren. Aquí el escenario sustituye a los sujetos ausentes, que se hacen visibles a través de signos. Se produce de esta manera, una búsqueda de la dimensión evocativa de las imágenes, más allá de la mera descripción.

Costa del oxígeno es un trabajo sobre las aspiraciones –y la quiebra de éstas- de una zona geográfica concreta. Se trata de un proyecto que data de los años setenta, un esfuerzo por la supervivencia de los pueblos de la zona de pinares de la provincia de Burgos. La Costadel oxígeno, en contraposición a otros lugares de turismo masivo en nuestro país, se constituía en una oferta de aire puro, lugares tranquilos y turismo de naturaleza, como la forma de revitalizar los decaídos pueblos de la zona.

 

A través de algunos elementos y dispositivos que formaron parte del proyecto, se habla de las dificultades que los núcleos rurales tienen para sobrevivir y, en definitiva, del abandono que muchos de ellos están sufriendo.

 

Tribunal de justicia parte del hecho de que lo que un tribunal produce puede afectar de manera importante a la vida de la gente. Las fotografías que componen este trabajo tratan sobre la imposibilidad de la justicia, sobre el hecho de que la justicia es mucho más eficaz contra la pobreza o la indefensión que contra el delito mismo. Y esto se plantea volviendo el foco hacia la estructura de poder y sus mecanismos, en lugar de la tradicional mirada hacia las víctimas que adoptan otros trabajos documentales.