La búsqueda de Páramo parece ser una larga y sinuosa expedición hacia algunos de nuestros infinitos en busca siempre de otro infinito. Gonzalo Páramo se une a indagaciones frecuentadas en la pintura española. En ese sentido puede decirse que su obra se enraíza con una cierta escuela mental presente en la pintura y no sólo contemporánea, sino de todos los tiempos.

 

Páramo es un pintor escriptural, autor de una amplia panoplia de escrituras - palabras interiores - [...] El resultado es una escritura invertida, muchas veces serpenteante, escritura también evocadora de los ritmos de Henri Michaux. Escritura que hereda de la alquimia el lenguaje de apariencia absurdo y abstracto, pero también de aquella toma la saturación sígnica y simbólica, en ocasiones bajo el ardid de las apariencias. En ese sentido hablábamos al comienzo de la necesaria cooperación del espectador para comprender el mundo de Páramo quien parece exigirle pues el tiempo preciso para desentrañar las apariencias y entonces percibir el último sentido de sus trabajos.

 

ALFONSO DE LA TORRE

Crítico de arte.

 

 

 

 

Signos, símbolos, números, pictogramas, etc. Se encuentran en los primeros pasos de las más arcaicas expresiones artísticas y por demás  retroalimentan, sin cesar y de continuo, ese inmenso árbol de la materia artística de la que se nutren. Sin duda, estas formas parten de ese humus, que se encuentra en el subsuelo pero que no cesa de alimentar esa  construcción natural-histórica. Ahora bien, en esto entra en juego lo que nos ocupa, la labor de la ciencia, del conocimiento cierto (con algún grado de error) en la creación artísrica. Gonzalo Páramo no parece eludir su interés científico (biología) además de no olvidar ese parentesco oculto si bien no menos cierto con el arte. Acaso no es eso el proceso del conocimiento científico: sacar a flote lo que está sumergido, lo que no es evidente a simple vista, eliminar las apariencias engañosas?

 

SIMÓN PUERTA

Director gerente de Luxemburgo Art Tatum.

 

 

 

 

Paralelo, pero también contradictorio a su intuitivo místico modo de trabajo, existe una especie de control que prevalece tanto en su modus operandi artístico en términos técnicos como en la predicción de las futuras formas emergentes como consecuencias naturales de su bien estructurado plan artístico y ejecución.  Esto funciona a modo de premeditación, una confabulación mental que envuelve sus cuestiones personales visuales e intelectuales, al igual que funciona como objeto artístico resultante en términos materiales y estéticos. En el trabajo de Páramo lo material, el gesto y el concepto no solamente coexisten sino que se fusionan en una entidad visual y mental.

 

VASSILIKI VAYENOU

Historiadora del arte