Cineastas Contados es una serie de 50 retratos sobre varias generaciones de cineastas españoles en formato panorámico y en blanco y negro. Cineastas retratados en lugares o espacios escogidos por ellos mismos que habitualmente forman parte de su entorno cotidiano o donde han vivido algún tipo de experiencia sea personal o profesional. Todos los espacios como las personas tienden a cambiar o desaparecer.

 

Cineastas Contados es la segunda fase de un gran proyecto de carácter documental con el fin de crear un insólito archivo fotográfico de varias generaciones de cineastas tanto españoles como latinoamericanos intentando abarcar gran parte del siglo XX y la primera década del siglo XXI.

 

Este proyecto se inició sobre el año 2001 cuando le propuse al cineasta mallorquín Agustí Villaronga retratarle sumergido en la bañera de su casa. Los óptimos resultados de esta sesión fotográfica me animaron a contactar con otros cineastas españoles como Marc Recha, Joaquím Jordà, Carlos Saura, Bigas Luna o Jesús Garay.

 

En el año 2007 el festival de cortometrajes de Alcalá de Henares junto al Instituto Cervantes me propusieron exponer mi serie de retratos a cineastas españoles y latinoamericanos bajo el título de “A través de mis ojos”. Serie de 50 retratos en los que incluí algunos nombres del cine latinoamericano como Adolfo Aristarain, Arturo Ripstein, Eliseo Subiela, Lisandro Alonso o Claudia Llosa.

 

Siempre dejé muy claro que “A través de mis ojos” era una serie de retratos incompleta. Mi única proposición era seguir retratando el mayor número posible de cineastas españoles y latinoamericanos, contactar con todos los directores de cine, sin restricciones alguna, desde los más consagrados hasta los que por ahora, sólo habían realizado una ópera prima, cineastas de culto, cineastas invisibles, cineastas veteranos o cineastas caídos en el ostracismo al llevar mucho tiempo sin rodar una película. Cineastas de género, cineastas experimentales o cineastas documentalistas. Me intereso por todos, no juzgo la calidad de su filmografía tan sólo registro su existencia.

 

El Festival de cortometrajes de Alcalá de Henares y el Instituto Cervantes me propusieron otra vez exponer y editar un catálogo con los nuevos retratos de cineastas españoles que había fotografiado durante los últimos años (del 2008 al 2011) para la 41 edición del festival que se celebró en noviembre del 2011. A esta nueva serie de fotografías la titulé “Cineastas Contados”.

 

“Cineastas Contados” lo componen los siguientes cineastas españoles:

 

Javier Aguirre, Alfonso Albacete y David Menkes, Pedro Almodóvar, Montxo Aremndáriz, Jaime de Armiñán, Fernando Arrabal, Adolpho Arrieta, Mariano Barroso, Iciar Bollaín, Juan Luís Buñuel, Jordi Cadena, Jaime Camino, Eduardo Campoy, Mario Camus, Borja Cobeaga, Judith Colell, Fernando Colomo, Mar Coll, Juan Vicente Córdoba, José Luís Cuerda, Julio Diamante, Agustín Díaz Yanes, Patricia Ferreira, Javier Fesser, Angelino Fons, José Luís Garci, Salvador García Ruíz, Mateo Gil, Antonio Giménez Rico, Jorge Grau, Manuel Gutiérrez Aragón, Miguel Hermoso, Antonio Hernández, Álex de la Iglesia, Antonio Isasi Isasmendi, Fernando León de Aranoa, Pablo Llorca, Emilio Martínez Lázaro, Alberto Moráis, Will More (homenaje a Iván Zulueta), José María Nunes, Pedro Olea, Miguel Picazo, Antonio del Real, Francisco Regueiro, Félix Sabroso y Dunia Ayaso, Daniel Sánchez Arévalo, Ramón Salazar, Oskar Santos, Gonzalo Suárez, David Trueba, Fernando Trueba, Jonás Trueba, Alfonso Ungría, Imanol Uribe, Felipe Vega, Gerardo Vera, Agustí Vilá, Pablo Berger, Roberto Bodegas, Víctor García León, José Luís García Sánchez, Sigfrid Monleón y Daniel Monzón.

 

El amor confeso desde mi infancia por el séptimo arte es una de las principales razones por las que me decidí a realizar este largo proyecto fotográfico.

 

Crear un gran archivo de carácter documental de varias generaciones de cineastas retratados en sus espacios más personales, privados y vividos.

 

Está gran colección de retratos es una herramienta útil, adecuada y directa para difundir y transmitir el conocimiento sobre una parte importante de nuestra historia cinematográfica a un público variado y exigente de cualquier país del mundo.

 

Hacer visible a través de estos retratos fotográficos la pluralidad y riqueza de tantos autores cinematográficos, muchos de ellos desconocidos, que ya son patrimonio de las diversas identidades culturales representadas en las que se establecen puntos divergentes y comunes entre estas como podría ser el propio idioma.

 

Óscar Fernández Orengo