LAGUNA DE VALDEMORCO

En el invierno del 2006, J. M. Álvarez descubre la Laguna de Valdemorco. Durante dos años consecutivos, y luego de manera esporádica hasta finales del 2013, realiza este proyecto fotográfico. Atraído por el juego de formas cambiantes con el paso de las estaciones, este paisaje marca una profunda huella sobre el autor, impregnando de melancolía las tomas fotográficas. Atípico en su modo de interpretar el entorno natural, se vale de los elementos clásicos del lenguaje fotográfico (profundidad de campo, tiempos lentos de obturación…) para guiarnos por la intimidad de este trabajo.

Dos series en blanco y negro sobre la nieve y el cielo, positivadas por el autor siguiendo medios tradicionales, y trece imágenes digitalizadas de gran formato conforman esta exposición sobre este bello y desconocido humedal del Canal de Castilla.


    

 

FABER

Esta exposición es la historia de una mirada (1992-2009): un trabajo monográfico que recoge las acciones humanas desarrolladas en el paisaje, un “modo de ver” que evidencia la verdadera realidad de estas obras, muy próximas al movimiento Land-Art. Sin manipulación alguna por parte del artista, Faber se convierte así en un documento de los signos del paisaje humanizado. Último trabajo de la trilogía Poéticas del paisaje publicado por la editorial Bassarai (2009), este proyecto fotográfico acoge una selección de copias realizadas por el autor con el sistema positivo-positivo Ilfochrome. Una mirada lenta y reflexiva que J. M. Álvarez nombra como “intervenciones visuales”.