“Paisaje interior”

Mariano Olcese

“Paisaje interior”

Este título pretende significar la relación que existe entre el hecho de la creación y la exteriorización del Yo.

Toda la exposición es un autorretrato en amarillo, azul y rojo que marca un estado de ánimo.

Técnicamente, el color representa el juego de los contrarios: fondo plano y arrastre del óleo sobre él.

Esta «suite» forma parte de un conjunto de obras que comienza en el año 2000 y continua a lo largo de este periodo. En un principio, el cuadro se planteaba con tonos oscuros y más densos -en los que predominaban el azul y el negropara, a posteriori, despojarse de lo anecdótico e intentar llegar a la esencia del espíritu.

La geometría se muestra como abstracción de lo real, en la que la línea y las masas de color armonizan con la idea del Elogio de la sombra.

La obra se plantea como estructuración del plano, en el que un trazo negro cruza el espacio evocando el fin.