“RETRATANDO LA EUFORIA. 1821 disparos”

Mirta Rojo

“RETRATANDO LA EUFORIA. 1821 disparos”

Mirta Rojo en la Fundación Díaz Caneja. Fotografía: Rubén del Valle.

Retratar a los ganadores e invitados en la 33 edición de la Gala de los Premios Goya ha sido una de las veces en las que más he disfrutado con mi trabajo. Fue una locura, pero estoy muy satisfecha y orgullosa. Durante las más de tres horas que duró la gala, pasaron por delante de mi objetivo Rossy de Palma, Pedro Almodóvar, Loles León, Jose Coronado, Andreu Buenafuente, Sílvia Abril, Antonio de la Torre, Eduard Fernández, Belén Rueda, Susi Sánchez, María León… En total, 43 fotografías publicadas de entre las 160 seleccionadas y los 1.821 disparos realizados.

Llegamos el 2 de febrero por la mañana a Sevilla, y a las 16:40 horas ya estábamos en el Palacio de Congresos y Exposiciones para montar el set, las luces y preajustes de retoque. Como iba a ser la primera mujer en fotografiar el set de instagram de los Goya, se me ocurrió la idea de un bodegón con bustos de mujeres, ya que la estatuilla es también un busto del pintor, con peanas de distintas alturas para que fuese más estético y sobre un fondo pintado por la artista sevillana Camila Velvet. Quise realzar todavía más el papel de la mujeres, ya que en la edición pasada destacaron. Estábamos justo al lado del escenario y eran los aplausos, los gritos y la euforia que se escuchaba en el pasillo los que nos anunciaban que llegaba un ganador. Todo era muy rápido… Me presentaba, les enseñaba el set y les situaba para que posasen ante la cámara.

De todos los que pasaron por el set, entre ganadores y presentadores, me hizo especial ilusión reencontrarme con Belén Rueda, con quien trabajé en un rodaje en Uganda. Fue muy simpática, al igual que otras actrices, como Juana Acosta. También me encantó Eduardo Casanova, que cuando entró al set le fascinó: “es muy yo, quiero todas la fotos porque estoy alucinando”, me comentó.

Estuve muy emocionada con el encargo. Y el domingo, cuando llegué a casa y viendo la gala, se me cayeron un poco las lágrimas. Después de tantos días de trabajo previo, la presión del momento… Aunque he realizado este tipo de encargo muchas veces, éste ha sido un proyecto mucho más mediático y que yo personalmente he gestionado de principio a fin, desde la iluminación y el montaje del set hasta la elección de la escenografía y el atrezzo. Ha sido un placer formar parte por un año de los Premios Goya, me siento muy agradecida.

 

Mirta Rojo (Palencia, 1986) 

Creativa por naturaleza, estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid y se enamoró de la fotografía como medio de expresión cuando empezó como asistente en el estudio de la editorial internacional de revistas Condé Nast y posteriormente en el estudio del fotógrafo Manolo Yllera. Con 24 años la llamaron para ser la fotógrafa residente de la revista de moda de El País, SModa.

En los últimos años ha firmado portadas y editoriales de moda, decoración o gastronomía en revistas como Vogue, GQ, AD, Vanity Fair, Traveler, El País Semanal y colabora con clientes como Netflix, Massimo Dutti, El Corte Inglés, Carolina Herrera…